Thursday, January 8, 2009

Querido Niño Dios,

Dicen que mas vale tarde que nunca y es por eso que me atreví a escribirte. Si, ya sé que la Navidad hace ratos que la dejamos atrás y que el día de los Reyes Magos apenas acaba de pasar, pero, vos sabes muy bien que si ando tarde es por culpa de un embrollo que ni fue meollo mucho menos hoyo, pero, que me causó tremendo rollo. Te pido con mucha humildad que disculpes mi tardanza y que hagas una excepción para que sin importar que ya es Enero extendas la tradición de regalar y me obsequies lo que tanto deseaba encontrar debajo de mi arbolito de navidad:

* Para empezar necesito unos quintales de buena salud, sin ella no puedo cuidar de los que mas necesitan de mi.

* ¡Un chorrito de paciencia no me vendría nada mal! Acordate que éste será el año de lidiar con energúmenos como Daniel Ortega y su compinche Chávez. ¡Ah! También tendré que aguantarme al Obama, a la Hillary y a todos los seguidores del “cambio.” ¿Sabes qué Niñito Dios? Pensándola bien, mejor mandame un CHORRO GRANDOTE de paciencia…

* Te pido un tarro tamaño familiar de "Estrés del Bueno" para lograr aquellas cosas que requieran dar lo mejor de mi. Si me vas a mandar del otro estrés (del que solo sirve para poner mi mundo alrevez), no seas malito y ¡mandámelo en frasco chiquito!

* Dame una tonelada de energía para seguir escribiendo en mi blog, y otra de coraje para no defraudar a mis seguidores y poder llegar al meollo de cada rollo sin tener que desaparecer semanas por culpa de un embrollo.

Y como no quiero abusar de tu bondad, mejor paro de pedir por mi y te pido por todos los que me leen aquí, que el 2009 sea para ellos de mucha prosperidad, amor y felicidad.

1 comment:

Silvia said...

Ojalá y te mande todititos esos pedidos, y en abundancia! Feliz Navidad!