Thursday, December 18, 2008

JUSTICIA PARA EL ESPIRITU DEL MONTE

Comunidad Mayagna Awas Tingni vrs La Republica de Nicaragua

Caso cerrado! Finalmente después de trece largos años de litigio, el gobierno de Nicaragua reconoce de manera oficial las tierras ancestrales de los Mayagna Awas Tingni, una comunidad indígena de la costa Atlántica del país. En marzo de 1995 el gobierno de Violeta Chamorro otorgó una concesión por 30 años a la empresa coreana Sol Del Caribe (SOLCARSA), con la cual ésta compañía obtenía el derecho a la deforestación del área. El problema con ésta concesión, aparte de que iban a desaparecer los bosques, fue que violaba los derechos de propiedad del que gozan las comunidades indígenas.

En el año ‘95 la comunidad de Awas Tingni dio comienzo a la lucha legal contra el gobierno de Nicaragua presentando un recurso de amparo ante el tribunal de Apelaciones de Matagalpa, en donde solicitaban un alto a la concesión de SOLCARSA. Dicho recurso fue denegado. La comunidad no dándose por vencida agotó todas las vías legales presentando recursos de amparos ante la Corte Suprema de Justicia, recursos que también fueron denegados. En 1998, ya cansados de andar “del timbo al tambo” mendigando justicia en nuestros sordos tribunales, los Awas Tingni recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.





Según entiendo, ésta fue la primera vez en la historia que la lucha de una comunidad indígena por sus derechos territoriales llegaba hasta niveles jurídicos tan altos. El litigio a nivel internacional tomó unos tres años y en agosto del 2001 la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió la sentencia a favor de la comunidad Awas Tingni. La Corte estableció entre otras cosas que, “la posesión de la tierra debería bastar para que las comunidades indígenas que carezcan de un título sobre la propiedad de la tierra obtengan el reconocimiento oficial de dicha propiedad y el consiguiente registro.” Para llegar a este fallo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos tuvo que basarse en criterios no tradicionales y tomar como evidencia testimonios de Mayagnas que aseguran la existencia de un “espíritu del monte” con quien los indígenas se comunican en el lugar. Aparentemente, ésta fue una evidencia que impactó al jurado ya que la vieron como prueba de la profunda relación espiritual que une a los indígenas con esas tierras.

Siete largos años han transcurrido desde aquella histórica sentencia, y no fue hasta éste pasado 14 de Diciembre que el gobierno de Nicaragua celebró una ceremonia donde hizo entrega de unas 74,000 acres de tierras a la comunidad Awas Tingni. Me encantaría llegar al meollo de este rollo y contarles más detalles, pero, desgraciadamente ésta noticia la recibí hace unos días vía “Google Alerts,” y me ha sorprendido mucho que los blogs en inglés y las noticias internacionales la estén divulgando a cuatro vientos, mientras que hasta el día de hoy, los periódicos nicaragüenses no han dicho ni “pío” sobre éste evento. ¿Qué pasó en esa ceremonia? ¡NO LO SE! ¿Quién llegó a la ceremonia? ¡TAMPOCO LO SE! ¿Adonde se efectuó la ceremonia? ¡MENOS QUE LO SEPA! ¿Ha cumplido el gobierno de Nicaragua con todas las sanciones que se le impusieron sobre este caso? ¡SOLO ELLOS LO SABEN!

1 comment:

Silvia said...

Interesante! A ver si hacemos historia en algún librito, aunque sea para niños!!!!